Una historia de película

8am,

alguna calle de Chamberí. Las Wayfarer ocultan tus ojos con sueño mientras caminas lenta, mirando escaparates y recordando la cita de ayer. Ah–la cita de ayer. Después de anoche te sientes maravillosa, pibonazo, invulnerable. Llevas un café en una mano y un sándwich del Rodilla en la otra, muy Desayuno con Diamantes todo, y sientes que de repente eres la prota de una historia de película con final feliz, comienzo feliz, todo feliz.

Leer más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s