(No) mama (no) culpable

Amiguitas, bienvenidas a otro capítulo de Mujer (sin hijos): Casos de la vida real.

Estaba yo en un almuerzo con amigos donde varios de los asistentes iban acompañados de los frutos de sus entrañas. Estaban todos haciéndose cargo de sus fieras a dos manos (y yo con una copa de vino en una y media croqueta de jamón en otra -pero oye, felices todos-) cuando de repente un tipo, absolutamente consternado porque no hubiera expulsado un ser humano de mis adentros, me preguntó que cuándo iba yo a encargar un hijo.

Como si uno lo encargase a Amazon, o algo.

Leer más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s