Los 15 dramas de las que nos teñimos el pelo

La primera vez que decidí teñir mi pelo fue con 17 años. Lo hice para reivindicar que ya estaba haciéndome unamujer adulta, universitaria e independiente y gracias a mis varios experimentos capilares ingresé a la universidad con una mata de pelo NARANJA idéntica a la de uno de mis dibus favoritos de la infancia: Floyd de Kissifur. Demás está decir que ese año mi melena y yo nos lo pasamos de puta madre y que, a partir de ahí, el tinte y yo vivimos en un perpetuo enamoramiento.

Leer más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s