A la mañana siguiente

Eventualmente, despertarás.

La almohada manchada de rimmel. La copa de vino a medio beber. Tu cuerpo caliente, pegajoso, y un tipo sin ropa durmiendo a tu lado, abrazándote. 

No no no no no no no no no no no no no no no no no. 

Leer más…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s